Sociocracia: gobernanza dinámica en la Aldeafeliz

Por: Yuluka Boa Vida*

Basada en los valores de equidad, transparencia y eficiencia, la sociocracia como herramienta de gobernanza dinámica hizo su aparición en nuestra vida comunitaria hace dos años y ha sido implementada poco a poco, apoyada por un grupo de estudio permanente y acompañada por la práctica de técnicas de comunicación compasiva y el reforzamiento de acciones de “pegamento” comunitario alrededor del rito y la celebración. Todo esto acorde con los cambios que se viven en el proceso de transitar hacia ser una organización turquesa[1].

Para implementar la sociocracia es fundamental la claridad en los propósitos que unen a la comunidad, por lo cual el primer paso para nosotros fue el ejercicio de revisar la misión, la visión y los propósitos de los círculos necesarios para el adecuado funcionamiento de la aldea. Tenerlos claros y visibles para ser reconocidos por todos los miembros renovó el espíritu y la conciencia de hacia dónde vamos.

La AldeaFeliz había apropiado desde antes una estructura circular en donde no existen jerarquías. Sentarse en un círculo convierte a todos los que participan en él, en equivalentes, es decir representa la equidad, sabiendo que cada persona es un canal único y perfecto de comunicación con lo divino y todos somos una parte de ese gran todo en igualdad de condiciones. Sin embargo, con la sociocracia se introdujo el concepto de los dobles enlaces en la comunicación entre círculos, generando la necesidad de elegir líderes operativos y representantes para cada uno de los círculos.

Darle transparencia a la organización implica hacer visibles todas las relaciones, los motivos y las decisiones que se toman al interior de ella. Así, todas las actas de todas las reuniones se llevan concienzudamente por un relator, registrando el proceso vivido en la reunión y cómo se llega a las decisiones. Estas actas son públicas y están a disposición de todos los aldeanos, así como los estados financieros, los movimientos de caja y todos los documentos jurídicos que sustentan la organización. La transparencia juega un papel muy importante en el ambiente de confianza en el sistema y en la AldeaFeliz una de las ventajas de la implementación de la sociocracia ha sido liberar a las personas de la necesidad de confianza entre ellas. Hemos aprendido a confiar en la inteligencia colectiva que se construye y en el proceso mismo que hace más resiliente al sistema.

En busca de la eficiencia, el aporte más importante de la sociocracia es la toma de decisiones por consentimiento. A diferencia del consenso y muy a su favor, el consentimiento recibe las voces de todas las personas que hacen parte del círculo y están relacionadas con la decisión alrededor de cualquier propuesta y sin embargo no permite que se pierda el foco durante las reuniones o se intervenga con aspectos no relacionados con el tema del encuentro. El consentimiento también implica llegar a la toma de decisiones con una actitud proactiva impulsando las observaciones que mejoran las propuestas sin el peso de pensar que tienen que ser perfectas.

Consideramos un gran aporte el que se da a través de la elección de roles, ya que ha implicado para muchos un proceso de crecimiento personal basado en la confianza de los otros. Cuando las organizaciones son circulares, las personas de alguna manera estamos dispuestas a dar lo mejor de nosotros para lograr el resultado que nos proponemos entre todos, y sin embargo a veces, no somos capaces de ver en donde podemos hacer crecer nuestros propios talentos. Adoptar este método para elegir personas para llevar a cabo determinados roles ha despertado formas de vernos ante nosotros mismos y ante la comunidad de manera muy gratificante.

Los procesos de retroalimentación permanente sugeridos por la sociocracia también han sido un importante aporte, ya que no se enfocan únicamente en ver lo que está mal sino en hacer énfasis en lo que está bien, sabiendo que en todo momento podemos cambiar para mejorar.

Sabemos que este método no será el definitivo, porque todo siempre está propenso a mejorar, que la sociocracia es suficientemente buena por ahora para seguirla usando, pero estamos abiertos y decididos a recibir herramientas y establecer prácticas que nos permitan seguir en nuestra evolución hacia una vida en comunidad más transparente, equitativa y eficiente donde cada uno de los que hacemos parte de ella podamos seguir creciendo como seres humanos que caminan en armonía con la naturaleza sobre esta hermosa Madre Tierra que nos sustenta.

Tatiana Monroy colaboró con este artículo.

(*) Artículo publicado originalmente en el Boletín Sustentable de CASA latina. Lee esta edición AQUÍ

[1] Laloux Frederic. Reinventing Organizations. http://www.reinventingorganizations.com

 

portada

CASA Latina ofrecerá un entrenamiento virtual en Sociocracia en febrero de 2017. Para más información visita http://casacontinental.org/sociocracia o escribe al mail: sociocracia.casalatina@gmail.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *